Venado Tuerto: Binner por Espora, un cambio que ya perdió el indispensable consenso

El último viernes, una semana después del fallecimiento de Hermes Binner, el concejal venadense del Partido Socialista, Leonardo Calaianov, presentó un proyecto para que se imponga el nombre del ex gobernador santafesino a la actual avenida Espora, que comienza en avenida Santa Fe, frente al nuevo Hospital Gutiérrez, el cual se edificó con el impulso del mencionado líder socialista durante la gestión que encabezó entre 2007 y 2011. En sus fundamentos, el edil oficialista planteó que “a veces las palabras no alcanzan, por eso queremos homenajearlo en honor a su compromiso y humanidad, que lo llevaron a convertirse en el ‘padre de la salud pública’ santafesina”. Y también consideró que “Hermes es querido por toda la sociedad, por eso el homenaje pretende ser colectivo. Si logramos que la calle que pasa por el Hospital lleve su nombre, se tratará de un agradecimiento desde toda la comunidad. Creemos que será una buena manera de mantener viva su memoria, porque a los que hacen historia hay que recordarlos siempre”, enfatizó Calaianov.

Sin embargo extrañó que no existiera un pronunciamiento de apoyo institucional del Partido Socialista a dicha iniciativa y, por el contrario, durante el fin de semana trascendió una “fuerte disconformidad” interna porque la cuestión no se había discutido previamente, y ante la divulgación del rechazo de la Comisión de Nomenclatura -organismo que asesora al Concejo Municipal- se exponía a un tironeo el nombre de Hermes Binner, injusticia con mayúsculas para un hombre que en décadas de trayectoria política, tanto en la militancia partidaria como en la gestión pública, jamás dejó resquicios para reproches.

Ante la consulta de este diario, fuentes del socialismo local lamentaron estos “evitables desacuerdos” y en relación con el proyecto de cambio de nombre expresaron que “debe ser un homenaje de toda la sociedad, evitando que haya un sector que esté conforme y otro que no”. Y añadieron que “Hermes fue un hombre que buscaba siempre el consenso, los acuerdos democráticos, proyectar en conjunto”, y hasta deslizaron un concepto que choca contra la idea de Calaianov de asociar al ex intendente de Rosario con el Hospital Gutiérrez: “Binner no es solamente salud pública”. Así, los dirigentes que no acuerdan con la propuesta del edil consideraron que “el barrio Santa Fe se llama en realidad Gobernadores de Santa Fe y bien podría denominarse Barrio Gobernador Hermes Binner”, convocando de todos modos a “buscar el consenso de la Comisión de Nomenclatura, los concejales y los vecinos del barrio”.

Después del contexto adverso que se fue configurando con el correr de los días, Calaianov deberá evaluar si avanza de todos modos con la iniciativa, y si el oficialismo se atreve a desafiar el dictamen negativo (no vinculante) de la Comisión de Nomenclatura. En principio, los números le resultarían favorables porque en caso de llegar a esa instancia apoyarían los ediles del Frente Progresista, Cívico y Social (Calaianov, Pellegrini, Meardi e Iturbide), con aval de Cambiemos (Paris), y con distintos argumentos se opondrían los peronistas (Marenghini, Cufré y Rada), Venado Renace (Jeannot) y Nuevo Horizonte (Rostom). Así, desempataría una vez más Pellegrini con su “doble voto”, pero no sería un digno marco para homenajear a Binner.

Por otra parte, en ese eventual escenario no habría que descartar un cisma en dicho cuerpo asesor, como ya sucedió en otras ocasiones, llegando incluso al desmantelamiento transitorio del mismo cuando sus miembros renunciaron luego de sufrir intensas presiones políticas para forzar algunas nominaciones.

En tanto, Calaianov utilizó el fin de semana para fortalecerse a través de las redes sociales y lanzar una campaña de firmas en apoyo a la petición, al mismo tiempo que en el Partido Socialista se hace “muy difícil” mantener con discreción las diferencias internas entre la mayoría de la dirigencia local (alineada con el ex gobernador Antonio Bonfatti) y el edil autor del proyecto, miembro de un sector que se identifica con Miguel Lifschitz, otro ex gobernador.

No de Nomenclatura

La Comisión de Nomenclatura, integrada por Alejandra García, Gladys Mignasco y Noemí Vega, tras analizar la solicitud del edil socialista del cambio de nombre de la calle Tomás Espora por Hermes Binner, se expidió negativamente, no sólo por el “acostumbramiento de los vecinos al nombre del espacio”, sino “como forma de preservar el reconocimiento histórico de las denominaciones”. En tal sentido, la historiadora y docente Alejandra García sostuvo que “no es la primera vez que sucede y siempre el cambio viene de la política. Estamos absolutamente de acuerdo con la gestión del gobernador (Hermes) Binner en materia salud y en el campo de la educación -del que soy parte-; sin embargo, no pensamos que solo haya una manera de homenajearlo. En relación a ello ofrecimos varias alternativas: nominar algunos de los barrios de la ciudad que aún están sin nombre, como Centro I y II, la calle 31 o la explanada del Hospital Gutiérrez con la construcción de una obra artística haciendo referencia. En manos del Concejo está finalmente resolver este pedido”.

Firme con Espora

En nota que presentará hoy en el Concejo Municipal, el historiador Mauro Bertozzi expondrá sus fundamentos para rechazar el cambio de nombre, aconsejando “hacer más restrictivos los requisitos y procedimientos para bautizar o cambiar el nombre de las calles de Venado Tuerto, y no crear en la ciudadanía una innecesaria confusión o que sea tema de homenajes ideológico partidarios”. Asimismo sostiene que “la moción impulsada por el concejal (Leonardo) Calaianov recae en un apresurado homenaje e intenta destituir el nombre de calle Coronel Tomás Domingo de los Dolores Espora…”, destacando que “no sería ético, funcional y mucho menos de relevancia histórica, el recambio de nombre…”.

Sin desmerecer ni un ápice los méritos del médico rafaelino, consideró que “éticamente no debemos montar una superposición de fundamentos por sobre los ya evaluados en relación al mérito del Comandante Espora y su aporte a la Independencia de Argentina, con los nuevos logros del recién extinto Hermes Binner”. Y agregó Bertozzi que “no existe un solo fundamento para destituir al Comandante Espora de su lugar de homenaje…”, sin olvidar que hay “una correlación de continuidad de la calle Almirante Brown y su conexión con Comandante Espora”, cuyo común denominador es su condición de “marinos de alta jerarquía en la defensa de la soberanía argentina”.

A modo de síntesis, el ex miembro de la Comisión de Nomenclatura (en breve se reincorporará a sus funciones) alertó que “los nombres de las calles están sujetos a las volubles y circunstanciales mayorías del Concejo Municipal” y en consecuencia “se corre el riesgo de caer en una anarquía y que cada composición legislativa intente imponer calles con nombres afines a la ideología de turno que tenga mayoría”. Y sugiere al presidente del Concejo, Juan Ignacio Pellegrini, “instruya, asesore, indique a los ediles, que los esfuerzos que realiza la Comisión de Nomenclatura sean considerados aptos para que no se cambie el nombre de esta calle y se proponga otra ilustración a tan importante figura política como lo fue Hermes Binner”.

Fuente y foto:
El Informe