Piden la protección de la laguna Añapiré sumándola al Sistema de Áreas Protegidas

“Es necesario que los legisladores tengamos una postura más firme en la defensa del ecosistema y la biodiversidad de las diferentes regiones de nuestra provincia, esperamos que en esta oportunidad la creación de la reserva sea tratada”, afirmó Lenci.

El diputado provincial Esteban Lenci presentó un proyecto de ley donde se pide que la Laguna Añapiré, ubicada al este de la localidad de Campo Andino (departamento La Capital), sea incorporada al Sistema Provincial de Áreas Naturales Protegidas, bajo la categoría de Reserva Privada de Uso Múltiple.

“La Laguna Añapiré se ha convertido hace algunos años en hábitat de una gran cantidad de flamencos rosados australes que eligen la zona para invernar. Precisamente las aves se sitúan en dos lagunas que circundan la localidad de Campo Andino, con una extensión aproximada de 8 hectáreas y ubicadas a sólo unos 500 metros de la planta urbana”, indicó el diputado socialista.

“Este sistema tiene un bioma y vegetación distinta a la de la zona de islas y costa de la laguna Setúbal, y según las estimaciones unos 6.000 flamencos han llegado en las últimas temporadas para pasar el invierno en los humedales cercanos a Campo Andino”, explicó. “Estos animales hacen sus nidos y tienen crías durante la primavera en la zona de la Cordillera, donde pasan todo el verano, y llegando el otoño, cuando muchas de esas lagunas se congelan, se trasladan a esta zona para alimentar a sus pichones. Es un sitio de transición para ellos, pero resulta fundamental para su existencia”.

Lenci recordó las postergaciones en el tratamiento de la creación de la reserva en años anteriores: “Este proyecto de ley reproduce el que fuera presentado en noviembre de 2016 por la diputada socialista María Cecilia Ayala, que a pesar de haber obtenido dictamen favorable en la comisión de Medio Ambiente y Recursos Naturales, no fue tratado en las siguientes comisiones y perdió estado parlamentario”, recordó, y agregó “en 2018 fue nuevamente ingresado a esta Legislatura, pero corrió la misma suerte y quedó sin tratamiento”.

“Es necesario que los legisladores tengamos una postura más firme en la defensa del ecosistema y la biodiversidad de las diferentes regiones de nuestra provincia”, afirmó. “Esperamos que en esta oportunidad la creación de la reserva sea tratada, algo que planteamos de acuerdo a lo previsto por la Ley de Áreas Naturales Protegidas para la categoría de Reserva Privada de Uso Múltiple, que permite compatibilizar la conservación con las actividades productivas que se desarrollan en la zona, mediante un uso regulado de sus recursos naturales, teniendo en cuenta que se trata de campos privados que se utilizan para pastoreo de animales”, detalló.

“Proteger el patrimonio natural va a hacer posible desarrollar otros emprendimientos controlados, tales como turismo ecológico con visitas guiadas, un turismo sostenible que pueda articularse con el corredor costero de la ruta Provincial Nº 1, al que está conectado por la ruta 62S, y el resto de la oferta turística de la región centro de Santa Fe”, concluyó.

Riqueza y biodiversidad

La tranquilidad y rico ecosistema que ofrece la zona de Campo Andino son algunas de las razones por las que estas aves continúan eligiendo este lugar para los meses de más bajas temperaturas, donde se alimentan de pequeños microorganismos como las “artemias salinas”, que abundan en estas aguas salobres de escasa profundidad.

Según relevamientos realizados por guarda faunas y otras organizaciones en la zona encuentran refugio más de 80 especies diferentes de aves, muchas de ellas acuáticas, que no son migratorias. Además de flamencos australes también podemos encontrar espátulas rosadas, cisnes de cuello negro y coscorobas, gallaretas, macá, tero real, garzas moras y blancas, bandurrias, gaviotas y tres tipos de patos: capuchino, cucharón y crestón. También aparecen especies como cisnes blancos, m’biguá, tachurí (siete colores) y abecasina, entre otras.

Fuente y foto:
dipsocialistas.org