Palo Oliver propone que toda la administración pública provincial utilice papel reciclado

A través de un proyecto de ley, el diputado Fabián Palo Oliver (UCR-NEO-FPCyS) propone el reemplazo del denominado papel blanco o común por el reciclado para todas las actividades del Estado santafesino que requieran la utilización de dicho material.

La iniciativa direcciona la adquisición de papel, por parte del Estado Provincial, hacia la modalidad de papel reciclado.

En su articulado establece que a partir de su entrada en vigencia el Estado Provincial, incluyendo a los tres poderes y los organismos descentralizados, debe priorizar la adquisición de papel reciclado para realizar las tareas que requieran su uso, para lo cual debe ajustar a tal fin los llamados a licitación o concursos de precios.

El proyecto deja a salvo las contrataciones vigentes y los derechos adquiridos al disponer que dicho reemplazo se llevará adelante una vez cumplidos los compromisos contraídos con los proveedores.

También se prevé que ante la eventualidad de la falta de oferentes durante dos llamados consecutivos o en casos debidamente fundados de urgencia, la repartición de que se trate podrá proceder a adquirir el papel blanco o común.

Entre los fundamentos, se deja en claro que dicha norma se funda en que el proceso para la obtención del papel reciclado –aquel que se obtiene, mediante un proceso de recuperación, de fibras y papeles ya utilizados- no sólo evita la tala de árboles sino también implica el ahorro de energía y agua en el proceso de producción. Esto resulta de vital importancia para el medio ambiente, por lo que el Estado debe asumir una actitud de promoción hacia la actividad del reciclado y una forma contundente de hacerlo, es priorizar al papel reciclado a la hora de conformar los stocks de mercadería necesarios para garantizar el funcionamiento de la administración provincial.

En tal sentido Palo Oliver menciona: “entre las ventajas ambientales del reciclado de papel, podemos destacar el ahorro de 140 litros de petróleo, de 50.000 litros de agua y la emisión de 900 kilos de dióxido de carbono (uno de los principales gases de efecto invernadero causante del cambio climático) por cada tonelada de papel que se obtiene mediante el proceso de reciclado. Asimismo, se evita la tala de 18 árboles para la obtención de los 3.300 kg de madera que se requiere para la fabricación de 1.000 kg de papel de calidad superior”.

Por último, remarca: “De esta manera el Estado Provincial otorgaría preeminencia a aquellas empresas que destinan recursos a reciclar papel obteniendo el mismo de otro ya utilizado, evitando la tala de árboles y el consumo de la energía ya descripta, legitimando esta tarea de privados que no descuidan el aspecto comercial pero, paralelamente, apuestan a la producción mediante el aprovechamiento de papel ya usado”.

 

Fuente: Palo Oliver
Foto: inforeciclaje.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *